PERDIERON 2 HIJOS PEQUEÑOS EN UN TSUNAMI, 10 AÑOS DESPUÉS VEN ALGO EN UNA FOTO QUE LOS DEJO EN SHOCK.

0
870

El tsunami que afectó a Tailandia e Indonesia, el día de Navidad de 2004, ha sido una de las catástrofes naturales peores, con 200.000 muertos. Muchos perdieron padres, hijos y amigos.

-Para la familia indonesa Rankuti, el tsunami fue una tragedia al perder a sus dos hijos pequeños. Los años han pasado y la vida continúa para estos padres -pero ha sido una foto misteriosa, 10 años después, lo que llamó su atención.

El tsunami del año 2004, uno de esos momentos en los que sé exactamente dónde estaba y lo que estaba haciendo. Una terrible tragedia en la que cientos de miles de personas perdieron a muchos de sus seres queridos, y en la que los hogares de la gente local, cerca de la playa, quedaron totalmente destruidos.

Para la familia indonesa Rankuti todo terminó en tragedia. Sus dos hijos de pocos años, un niño y una niña, fueron sorprendidos por la fuerza del tsunami y desaparecieron sin dejar rastro.

La familia los estuvo buscando desesperadamente durante más de un mes, con sus fotos, buscando entre las casas destrozadas, siempre sin éxito. Finalmente comprendieron que habían perdido a sus dos queridos hijos.

La vida siguió adelante y los padres continuaron con sus vidas. Pero en 2014, uno de sus parientes vino con algo realmente extraño.

El pariente tenía consigo una foto de una niña que se parecía enormemente a su hija. El informó a la familia sobre esta niña y éstos inmediatamente comenzaron a buscarla, a preguntar, a investigar la posibilidad de que su hija estuviera con vida.

Parecía que su hija si estaba con vida. No así su hijo. La hija había sido registrada como niño sin padres y una mujer mayor la había adoptado y educado como su propia hija. Se llamaba Raudhatul Jannah y apenas tenía algún recuerdo de su vida antes del tsunami, lo cual era lógico al ser tan pequeña.

La familia contactó con la mujer mayor y cuando los padres vieron a Raudhatul, lo supieron inmediatamente: ¡era ella!

Tras 10 años de un increíble dolor por la pérdida, habían conseguido finalmente encontrar y reunirse con su hija de 14 años. Era un milagro que nadie se esperaba, y nadie pudo retener las lágrimas cuando finalmente se encontraron de nuevo. Raudhatul vive ahora con sus padres biológicos y el destino realmente hizo que volvieran a recuperar la alegría.

La esperanza estaba ahí. Es tan maravilloso volverlos a ver juntos de nuevo – se merecen ser felices en la vida.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here