Mujer toma medicinas para quedarse embarazada – el médico ve su vientre y corre por ayuda

0
45

Bobbi y Kenny McCaughey tenían una hija, Mikayla, pero deseaban de todo corazón aumentar la familia.

Debido a un desequilibrio hormonal, Bobbi necesitaba tomar medicinas para quedarse embarazada.

1997 fue un año muy especial para esta pequeña familia que pronto iba a crecer… y de forma que nadie se esperaba.

Las medicación funcionó, casi demasiado bien, y Bobbi quedó embarazada, pero no de uno o dos niños, sino que en su vientre crecían 7 bebés.

El embarazo conllevaba muchos riesgos y los médicos pensaron que no podrían sobrevivir todos los bebés. Practiar un aborto tampoco era una opción para Bobbi, quien decidió que quería que sus siete pequeños siguieran creciendo en su interior.

Ya en la semana nueve de embarazo Bobbi tuvo que guardar cama, si se movía mucho, el dolor era insoportable. Un mes antes del parto Bobbi fue ingresada en el hospital, según informa ndt.tv.

A pesar de los grandes riesgos, los siete niños sobrevieron: Kenny, Kelsey, Natalie, Brandon y Joel nacieron sanos, pero Alexis y Nathan necesitaron un poco de ayuda al principio.

Pasar de una familia de 3 a una familia de 9 conlleva muchas dificultades. Gracias a la difusión que tuvo su historia en los medios de comunicación, debido a lo especial que era su caso, la familia consiguió ayuda del ayuntamiento, voluntarios y donaciones privadas.

Sin ayuda hubiese sido mucho más difícil para la familia poder alimentar, cambiar pañales y dormir a sus siete pequeños. En total necesitaban de 150 a 170 pañales por semana, y ocho personas ayudaban a la familia día y noche.

Han pasado ya 20 años desde que los bebés nacieron y ha llegado su hora de independizarse. La casa familiar se va a quedar muy vacía y silenciosa.

Es divertido ver los caminos tan diferentes que han elegido en la vida los hermanos. Por ejemplo, Kelsey eligió estudiar música, mientras Alexis quiere ser profesor.

¡Imagínate qué divertido crecer en una gran familia así, ni un minuto de silencio aburrido en casa!

Comparte la historia de esta valiente madre que no se dio por vencida y luchó por tener a sus siete pequeños pese a los riesgos. Porque una madre es una madre. Y punto.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here